Acción preventiva reduce pleitos, muertes y homicidios en bares, drinks, colmadones y discotecas

José Rafael Bueno Ureña Director del COBA a3b36Los actos de violencia, enfrentamientos y homicidios en colmados, colmadones, discotecas, bares y drinks se han reducido considerablemente en los últimos meses, como consecuencia de la vigilancia y supervisión constante a esos y a otros establecimientos de expendio de bebidas alcohólicas por personal de la Dirección de Control de Bebidas Alcohólicas (COBA).

 

El Director del COBA, José Rafael Bueno Ureña, dijo que los miembros de la institución, acompañados de agentes policiales y representantes del Ministerio Público realizan recorridos constantes de supervisión a los establecimientos donde se expenden bebidas alcohólicas. En ocasiones, en los operativos y recorridos participan agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

 

Esas labores de supervisión para evitar la presencia de menores de edad en esos lugares, impedir la presencia de parroquianos exhibiendo armas blancas y de fuego en forma visible mientras ingieren alcohol, así como para impedir la ocupación de los espacios públicos como calles, aceras y contenes que interrumpan el libre tránsito de personas y vehículos.

 

Los recorridos de supervisión también son para impedir que determinados negocios hagan ruidos excesivos que alteren la paz pública y la convivencia civilizada y para asegurarse que cumplan con los horarios de operación establecidos mediante decreto presidencial número 308-06.

 

“El trabajo de las brigadas del COBA, acompañadas por agentes de la Policía y del Ministerio Público que los dueños de esos negocios a veces protestan, pero luego nos dan la razón, porque así evitamos la ocurrencia de pleitos y enfrentamientos entre los parroquianos, que a veces terminan en tragedia”, expresó Bueno.

 

Dijo que hay negocios que por el lugar donde están ubicados, hacemos hasta tres rondas en una sola noche. Indicó que hay lugares de la Provincia Santo Domingo y otros lugares que tradicionalmente son conflictivos y por ello mantienen una vigilancia más estricta.

 

El decreto en cuestión prohíbe el expendio de bebidas alcohólicas en colmados, discotecas, bares, casinos y centros de diversión a partir de las 12 de la noche de domingos a jueves y a partir de las dos de la madrugada los días sábados y domingos.

 

La violación a estas disposiciones podrá dar lugar a1 cierre temporal o definitivo del establecimiento, así como a la cancelación de las licencias o permisos correspondientes, sin perjuicio de cualquier otra sanción establecida en las leyes o reglamentos.

 

Regularmente, las brigadas del COBA, dependencia de Interior y Policía, realizan operativos y recorridos por colmados, colmadones, bares, billares, drinks y otros establecimientos de expendio de bebidas alcohólicas, donde realizan notificaciones a dueños y encargados y en ocasiones ocupan hookas, bocinas, sillas y mesas que obstaculizan el tránsito y el paso de peatones.

 

En esos operativos han sido ocupadas desde motocicletas hasta automóviles y otros tipos de vehículos que carecen de documentos que avalen su propiedad.

 

 

Tocarán a Boca Chica

 

El jueves de la semana pasada, tras la juramentación formal de la Mesa Local de Ciudadanía y Género, el Ministro de Interior, licenciado Carlos Amarante Baret, instruyó al director del COBA la realización de operativos similares en bares, drinks y todo tipo de negocios donde se expendan bebidas alcohólicas.

 

Amarante Baret escuchó quejas de residentes en el municipio donde, aunque la delincuencia se ha reducido, aún quedan algunos negocios que exceden las horas de operación y mantienen la música a alto volumen.

 

El último gran operativo abarcó a seis provincias de la región Norte del país, que incluyeron a Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Espaillat, La Vega, Hermanas Mirabal y Santiago, donde inspectores y supervisores del COBA peinaron varios sectores en compañía de representantes del Ministerio Publico, de Medio Ambiente, de la Dirección de Investigaciones Criminales (DICRIM) y el DICAN de la Policía Nacional, así como agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

 

El operativo incluyó el municipio Jarabacoa, donde en una acción conjunta con la Procuraduría de Medio Ambiente fueron visitados varios establecimientos y negocios de expendio de bebidas alcohólicas, notificándose a ocho de ellos por distintas violaciones a la Ley.